Subestación eléctrica Nueva Esperanza

Hacemos historia y forjamos futuro

Brinda mayor confiabilidad en el sistema de distribución de energía.
Fortalece el sistema eléctrico
Incrementa la capacidad de atención de la demanda

 

Previo a la etapa de construcción de la subestación, realizamos la recuperación arqueológica y el rescate ambiental de la fauna y flora.

Fauna y Flora

La recuperación ambiental abarcó un proceso de rescate, identificación y traslado de especies de flora en veda (epífitas) en el área de influencia del proyecto. Asimismo, adelantamos el plan para la identificación del perezoso de dos garras (Choloepus Hoffmanni).

  • Rescate y traslado de 3.126 plantas de 79 especies, entre ellas, Bromelias y Orquídeas.
  • Se utilizaron 335 árboles hospederos y más de 17 mil fueron sembrados en Bosque Renace.

 

Rescate arqueológico

Durante la etapa de recuperación arqueológica, conformamos uno de los equipos de trabajo más robustos del país. Un hito en la historia de la arqueología colombiana. Más de 200 miembros, entre ellos, bioantropólogos, auxiliares de campo, antropólogos, personal administrativo y de logística excavaron 15.500 metros cúbicos de tierra y realizaron el hallazgo de 612 restos óseos y 88 piezas de cerámica de los vestigios de un antiguo poblado indígena de los periodos Herrera y Muisca que habitaron la zona del Tequendama, aproximadamente, desde el año 400 A.C hasta la época de contacto con los españoles en el siglo XV. 

Además, como parte de nuestro compromiso con la preservación y difusión del patrimonio público de Colombia, contribuimos a la construcción de un espacio que aloja parte del material encontrado: la Sala de Exposición Arqueológica Nueva Esperanza, ubicada en el municipio de Soacha. Conoce más ingresando aquí