Energía para el arte

Published on miércoles, 5 diciembre 2018

“Son muchas las cosas positivas que trae la construcción de un mural para la ciudad, además de dejar un mensaje, estamos modificando un espacio en donde convergen familias, deportistas y demás personas, para convertirlo en un lugar nuevo. Por ejemplo, hoy le estamos dando al parque de la zona una nueva cara, para que los ciudadanos se apropien de él y lo cuiden más.”

– Daniel Martínez, artista participante del Festival EnergizArte en la Subestación La Castellana.

Con iniciativas como EnergizArte, buscamos construir y generar nuevas formas de relacionamiento con las comunidades, involucrándolas en proyectos que contribuyan a generar espacios de encuentro, e integrando a la dinámica de las zonas en las que viven, espacios urbanos para que sean del disfrute de los residentes y de las personas que circulan por estos diariamente.

CREATIVIDAD AL SERVICIO DE LAS CIUDADES

En esta primera edición del festival, las propuestas para los murales de ambas subestaciones fueron seleccionadas a partir de su valor artístico y del mensaje de sostenibilidad que llevan intrínseco. A partir de un trabajo exhaustivo de curaduría se escogieron artistas de diferentes generaciones y de diferentes vocabularios estéticos, para que, por medio de un diálogo entre sus obras, se pudiera construir un ambiente de sana convivencia, con todo el potencial para convertirse en un referente de arte urbano en la capital del país.

Bajo esta premisa de contar una misma idea desde diferentes puntos de vista, los artistas convocados para desarrollar los murales de la Subestación Autopista se enfocaron en la temática de las “Energías limpias, naturaleza y creatividad”, para contar a través de imágenes como máquinas futuristas, paisajes surrealistas, animales y personajes históricos, la importancia que tiene la energía en nuestras vidas, y la necesidad de abrirnos a fuentes de generación de energía sostenible, para garantizar nuestro bienestar y el de las generaciones futuras.

Por su parte, el grupo de artistas que participaron en el proceso de transformación de los murales de La Castellana tomaron en cuenta la forma circular que tiene la subestación y los espacios en los que esta se encuentra, rodeada de parques, en donde las personas de la zona realizan distintas actividades. Así trabajaron la temática del “Sol como fuente de energía para la vida” haciendo uso de su color amarillo característico, que evoca la luz y la energía, y reproduciendo personajes propios de los relatos tradicionales en donde el sol está representado como un portador de vida.

Desde estas ideas creativas e innovadoras, encontramos un espacio para la construcción de una mejor ciudad y de un mejor futuro. Como compañía nuestra visión orientada a abrir la energía para la transformación de lo que nos rodea, nos motiva a continuar acercándonos a nuestras comunidades, con el fin de promover el desarrollo cultural, artístico y comunitario en nuestras ciudades.