Seguramente eso pensaste al recibir tu factura de energía y es normal que te sientas enojado y preocupado: nos enfrentamos a una época de incertidumbre económica y lo que menos queremos es tener más gastos.

Pero esto tiene una explicación y la más obvia es que al estar en la casa, no solo mantenemos el compu encendido y utilizamos un mayor número de bombillos, sino que usamos más la tele para ver películas, series, hacer actividad física o talleres virtuales, así como la nevera, la estufa y el horno para cocinar.

Esto inevitablemente ha causado un incremento que se ve reflejado en tu factura, aunque ¿sabías que el costo de la energía no solo depende del consumo? También entran en juego otros factores como el precio de compras en la bolsa de energía o la temporada de verano y el descenso del nivel de los embalses.

Además, la última factura que recibiste corresponde a la liquidación de consumos leídos y/o facturados entre el 13 de marzo al 16 de abril de 2020, un periodo que incluye días antes y después del aislamiento obligatorio, en los que el consumo de energía aumentó el 25% en todos los hogares.

La buena noticia es que para el próximo periodo de facturación estas variables no influirán en el aumento de la energía, aunque debes tener en cuenta que tu consumo diario sí lo hará.

Por eso, recuerda que entre todos podemos contribuir a que el consumo de energía no se dispare, sigue estas recomendaciones para reducirlo y si quieres conocer los alivios que preparamos para nuestros clientes, haz clic aquí.

Sí, para aliviar aún más el bolsillo de nuestros clientes y evitar aumentos de consumo en estos momentos, hemos aplicado las medidas transitorias de alivio para el pago de las facturas de energía, dispuestas por el Gobierno Nacional en la resolución CREG. 058/20.

Adicional a los alivios, aplicaremos la política de estabilidad en la tarifa. Se trata de la opción tarifaria, la cual busca mantener un comportamiento estable en el costo unitario para el cálculo de las tarifas durante el periodo de mayo a agosto de 2020.

Esta opción se incorpora en las facturas a partir del 7 de mayo y asegura que el Costo Unitario de la prestación del servicio no tenga incrementos en el periodo mencionado, lo cual significará un alivio importante para los clientes de todos los sectores (residencial, comercial e industrial).

En el caso de los estratos 1 y 2, la tarifa subsidiada crecerá como máximo con el valor del IPC. Ten en cuenta que, si perteneces a los estratos 1, 2 y 3 y tu consumo excede el de subsistencia aplicarán tarifas plenas, por eso recuerda hacer un uso eficiente de la energía.